Para intentar alcanzar a los apasionados de los viajes o los turistas ocasionales, es importante poder proponerles contenidos de calidad y, en la medida de los posible, en su idioma. ¿Cómo traducir una página web turística para hacerla atractiva? Dirigirse a su público objetivo, recurrir a servicios de traducción profesionales del turismo que tengan en cuenta las referencias culturales, las características lingüísticas y técnicas… ¡Todo un programa!

LA IMPORTANCIA DE TRADUCIR PÁGINAS WEB DE AGENCIAS DE VIAJES, BUSCADORES DE ESTANCIAS VACACIONALES Y EL SECTOR TURÍSTICO

Promocionar un destino es bueno. Pero hacerlo en varios idiomas y de una manera adaptada, ¡Es mucho mejor!

 

Imagínate: quieres hacer un viaje a China pero no hablas chino. Buscas en Internet y encuentras una agencia de viajes o una oficina de turismo, pero sólo está traducida al español y de una forma muy general, o sólo en inglés. ¡Es muy difícil hacerse una idea de la experiencia del viaje! Al final, buscas otras páginas web que tienen una mejor traducción y te hacen volar con tu imaginación hacia China.

Este ejemplo también podemos contemplarlo desde otra óptica. Un turista que intente recabar información confiará más en un página web bien traducida al inglés, francés o español que una página web que se haya valido de un traductor automático, por ejemplo. La seriedad y la profesionalidad, quedan reflejadas en el hecho de contratar un servicio de traducción adecuado. Una buena traducción turística repercutirá positivamente en la imagen que transmita, al igual que una mala traducción de su sitio web (o la ausencia de ella) se convierte en una pérdida de clientes potenciales.

Por supuesto, no es necesario traducir al coreano si lo que quieres realmente es vender viajes a Europa o a países latinos. Antes de decidirte a traducir la página web, debes preguntarte: ¿a quién debo dirigirme en primer lugar? ¿De dónde vienen la mayoría de mis visitantes? Esto te permitirá definir uno o más objetivos específicos. Una vez hayas resuelto este primer paso clave, nos toca centraros en la traducción propiamente dicha.

Cuidado con la trampa: tanto si te diriges a los franceses como a los belgas, a los irlandeses como a los estadounidenses, a portugueses o brasileños… la traducción debe estar geolocalizada, adaptada. El inglés, el español o el francés como idioma único… ¡no existe!

TRES ENFOQUES ESENCIALES DE LA TRADUCCIÓN TURÍSTICA

Como ya hemos visto, querer traducir tu página web turística está bien, pero hay que hacerlo correctamente. Lo ideal es recurrir a una agencia de traducción turística que tenga en cuenta todos los parámetros necesarios para una traducción eficaz y adaptada al sector turístico.

1. ABORDAR LAS DIFERENCIAS CULTURALES

La traducción, especialmente en el ámbito del turismo, es algo más que pasar las palabras de un idioma a otro: hay que tener en cuenta las referencias culturales. Algunos textos requieren un verdadero trabajo de reescritura para adaptarlos a la cultura de destino.

A veces las referencias culturales simplemente no tienen sentido en otro idioma. Hablar de una celebridad, de las costumbres, de las referencias literarias o cinematográficas, etc., toda esta información debe adaptarse al lector.

Entonces, debes descartar las traducciones de aficionados o los traductores automáticos. Para conseguir una traducción especializada de calidad, debes contar con traductores profesionales.

Nota: algunas culturas prefieren la información fáctica, pragmática y numérica, mientras que otras prefieren un texto más poético, redundante y atractivo. Hay que adaptarse a los gustos de la cultura meta, ¡si queremos conseguir clientes! Tu empresa de traducción, Tradupla, te asesorará y te recomendará servicios como el de la transcreación y la traducción publicitaria.

 

2. PENSAR EN LAS DIFERENCIAS LINGÜÍSTICAS

Al igual que en las traducciones financieras o médicas, el traductor debe ser capaz de detectar los elementos textuales propios de una idiosincrasia y hacerlos fácilmente comprensibles para otros públicos. No se puede traducir palabra por palabra «buscarle los tres pies al gato» o «llueve a cántaros». Las expresiones idiomáticas, los proverbios y otros refranes no se pueden traducir literalmente. En este caso también, el traductor profesional tendrá que adaptar, volver a escribir, añadir, buscar ejemplos equivalentes para perseguir el mismo objetivo que pretende el texto original. Para conseguir llegar a ese público meta con otras costumbres diferentes. Para conseguir un texto que parezca directamente redactado por un nativo del país en cuestión y no una mera traducción.

Unas pocas palabras de la lengua original pueden invitar a viajar en un texto traducido. Es el caso, sobre todo, de las especialidades culinarias, pero también de los deportes o las particularidades de un país. Podemos dejar perfectamente en el idioma original « fish & chip », « Baguette» o incluso « bed and breakfast » en un texto traducido al español, al igual que en un texto traducido a otro idioma, podemos mantener expresiones como «¡olé! » y « ¡torero! ».  El traductor especializado en turismo, será quien decida la pertinencia de estos términos.

Ten en cuenta: ¡No olvides comprobar que el linkeado interno y externo te reenvía hacia páginas traducidas!

3. TRADUCIR LOS ELEMENTOS TÉCNICOS Y FUNCIONALES

¡Quien habla de un texto en una página web, habla de posicionamiento SEO! El posicionamiento SEO (SEO, Search Engine Optimization) sirve para ganar posiciones privilegiadas en los motores de búsqueda. La presencia de palabras clave, el linkeado interno y externo, etc. es indispensable, independientemente del idioma y el país de destino. El traductor debe pensar por lo tanto en el posicionamiento – palabras clave, etiquetas, enlaces internos y externos, etc.- incluso en la lengua de destino.

Otros aspectos a tener en cuenta: El traductor debe traducir TODOS los elementos del texto: el menú de navegación, los formularios, los mensajes y las respuestas automáticas (correos electrónicos de confirmación o reserva), las condiciones generales de venta, las tablas, los enlaces clicables, los botones de «call to action», etc. No hay que omitir nada para garantizar la credibilidad de su página web de turismo y facilitar la experiencia del usuario.

¿QUÉ TRADUCTOR ELEGIR?

Para tus traducciones, necesitas un traductor nativo del idioma meta, que comprenda a la perfección las dos lenguas, así como las dos culturas. Un traductor capaz de reescribir ciertas frases para evitar la traducción literal y hacer el texto más fluido, más adaptado a los lectores. Lo ideal es que el turista no note que el texto no ha sido escrito originalmente en su idioma. Y, por supuesto, el texto debe seguir vendiendo y debe cumplir con los requisitos SEO para un buen posicionamiento web.

¡No dudes en recurrir a una empresa especializada en traducción!

Una buena traducción turística ofrece una mejor imagen del destino a los futuros viajeros y facilita así las transacciones. Debe adaptarse al público objetivo, teniendo en cuenta no sólo las características técnicas sino también las culturales y lingüísticas. Un traductor especializado nativo en la lengua de destino, podrá tener en cuenta todos estos detalles para ofrecer una traducción adecuada y eficaz.

 

Leave a comment

308
Call Now Button
×