Cruzar fronteras, o el charco, con tu empresa a hombros es posible gracias a las oportunidades que te brinda el hecho de tener una buena ayuda en idiomas.

Además de los aspectos clave para una empresa como pueden ser la búsqueda de clientes, la investigación de mercados o el estudio de la competencia, actualmente se le suma la traducción, un plus añadido esencial para el proceso de internacionalización de un negocio.

Y, aunque no sea para salir con tu marca fuera de España, ampliar clientes en nuestro mismo territorio y una buena estrategia que se base en la pluralidad lingüística te puede ayudar a crecer, pues la población extranjera residente en nuestro país calculada en 2017 asciende a 4.418.157 de personas.

Para tener éxito a la hora de ofrecer nuestros servicios o productos, la traducción es un aspecto primordial que nos ayudará a abrirnos a mercados extranjeros, algo sumamente esencial en un mundo globalizado como el actual en el que vivimos.

¿Cómo ayuda una agencia de traducción a la internacionalización?

El idioma es una de las principales barreras empresariales que nos podemos encontrar en nuestro camino cuando emprendemos una idea de negocio y queremos que salga tan bien como en nuestra mente se ha ido fraguando.

Una empresa de traducción ofrece una serie de servicios profesionales que ayudan a aprovechar y sacar partido a las miles de oportunidades que fuera de nuestra zona de confort nos esperan.

Desestimar otros mercados por la falta de idiomas no debe ser un aspecto a valorar; abrir nuestra mente a nuevos mercados nos ayudara a crecer y ser más conocidos gracias a la calidad de nuestros productos y servicios. Se trata de no tener barreras, de lanzarse a la internacionalización de nuestra empresa y jugársela para ganar.

Desde entablar conversaciones con posibles clientes extranjeros, pasando por la traducción de contratos o acuerdos, hasta adecuar nuestra web y RRSS a la pluralidad lingüística actual o tener un catálogo en varios idiomas… de eso se encarga Tradupla.

Traducir y ganar

Una correcta traducción en cada uno de los contenidos que conforman nuestra esencia como empresa es fundamental, pues cada mensaje que lanzamos al exterior dice mucho de nosotros y, al igual que nos puede abrir puertas la traducción, nos las puede cerrar en las narices si lo hacemos de mala forma.

Es recomendable acudir a profesionales especializados para encomendarles la tarea de traducción, pues ellos cuentan ya con recursos más que suficientes para asumir la complejidad de la traducción, además de ajustarse al mercado pertinente que deseamos para que seamos comprendidos correctamente por nuestro público objetivo sin cometer fallos.

Para acertar de lleno y que tu proceso de internacionalización sea todo un triunfo, debes apostar por los idiomas comunes como son el inglés, el francés, el italiano o el portugués, pero además debes hacerte eco de otros que están cogiendo fuerza actualmente, entre ellos, el chino, el ruso, el polaco o el japonés, pues estos países tienen gran interés por los productos de origen español.

Casos de éxito que traspasan fronteras lingüísticas

Muchas, y muy variadas, son las empresas de procedencia española que han sabido subirse al carro de la internacionalización y apostar de lleno por salir de su zona de confort a comerse el mundo.

Algunos claros ejemplos que seguro te suenan son estos que destacamos a continuación:

  • TOUS. Todo comenzó en 1920 en una pequeña joyería familiar que creaba accesorios para sus más allegados clientes. En los años 80, decidieron dar ese empujón que les faltaba para tener presencia internacional y actualmente cuentan con una facturación en el extranjero muy superior a la del propio país. Además, tienen más de 400 tiendas alrededor del mundo. ¡Casi nada!
  • MUSTANG. Este grupo empresarial, conocido actualmente como MTNG Experience, tiene presencia en Asia, Estados Unidos y Europa, y todo es gracias a su gran hincapié en mejorar cada día su comercio exterior y expandirse para que no existan barreras lingüísticas que le permitan ser conocido mundialmente.
  • ARTERO. Una de las mayores empresas españolas exportadoras la encontramos en una marca que se dedica a productos de cocina y peluquería, tanto humana como canina. Una pyme que nació en 1909 y, desde entonces, no ha dejado de crecer gracias a su internacionalización.
  • PUIG. Con presencia en más de 130 países, esta empresa que dedica todos sus esfuerzos a la creación de perfumes ha hecho todo lo imposible porque la unión lingüística entre países sea todo un éxito gracias a una buena estrategia de traducción.

Leave a comment

308
Call Now Button
×