Toda persona que se dedica profesionalmente a la traducción es consciente de la cantidad de material de consulta que existe y que es necesario tener a mano con el objetivo de respetar las normas de estilo. Por lo tanto, todas y cada una de las decisiones que tomamos deben estar basadas en una fuente fiable y de autoridad para poder ofrecer una explicación válida y razonable a nuestro cliente.

Es recomendable que el traductor profesional elabore una guía de estilo propia para poder tratar todos los documentos desde el mismo punto de vista, independientemente de las decisiones de traducción que tomemos bajo ciertas circunstancias. Dicho esto, a continuación, se ofrecen ciertas normas básicas y fundamentales que se deben respetar para conseguir una coherencia y uniformidad en el texto y conseguir, consecuentemente, un servicio de traducción de calidad.

  • Para traducir siguiendo las normas de puntuación españolas podemos consultar http://lema.rae.es/dpd/srv/search?id=qXGSxldBKD6hqrTMMo. Un aspecto muy importante en la traducción es poner un punto y final a todo, EXCEPTO a los títulos.
  • Aunque creamos saber utilizar las mayúsculas, probablemente no sepamos todos los casos en los que hay que usarlas y, para ello, podemos acceder a http://buscon.rae.es/dpd/srv/search?id=BapzSnotjD6n0vZiTp para una explicación más amplia.
  • Para muchos, resulta bastante confuso el tema de las negritas, cursivas, palabras subrayadas…En tal caso, si accedemos al Diccionario Panhispánico de Dudas, obtendremos toda la información que necesitamos.
  • Una vez que se finalice la traducción, es imprescindible eliminar los dobles espacios para que el resultado del texto sea uniforme y formalmente redactado. Para ello, pulsamos control + L y reemplazamos dos espacios por uno. Realmente fácil.
  • También podemos encontrarnos varias dificultades en la traducción de siglas y acrónimos, por lo que consultando https://www.fundeu.es/recomendacion/siglas-y-acronimos-claves-de-redaccion/ resolveremos todas nuestras dudas y conseguiremos una traducción totalmente correcta.
  • A pesar de las diversas estrategias de traducción que nos enseñan en nuestra formación, hay que destacar que la omisión de información provoca un impacto negativo en el cliente y/o lector. Por este motivo, es importante no omitir dicha información para que no se pierdan por el camino detalles importantes.
  • Imprescindible: si se trata de un texto en el que aparecen unidades de medida, debes modificar dichas unidades y cambiarlas a su equivalente en el idioma de destino. Dentro de este apartado, es importante recordar que hay que escribir “pulgadas” en lugar de poner las comillas. Para el resto de productos, hay que escribir entre paréntesis tanto las pulgadas como los cm, pero fuera del paréntesis, hay que dejar nuestra unidad.
  • Los números son uno de los elementos más confusos a la hora de traducir. ¿Llevan punto? ¿Coma? ¿Se escriben con letras? Para saber exactamente qué hacer en cada caso, podemos recurrir a http://buscon.rae.es/dpd/srv/search?id=QHaq7I8KrD6FQAyXTS.
  • Por otro lado, los símbolos alfabetizables son realmente importantes y es lógico que no los conozcamos todos. Gracias a la siguiente lista, http://www.rae.es/diccionario-panhispanico-de-dudas/apendices/simbolos-alfabetizables, los tendremos a mano y podremos consultarlos siempre que lo necesitemos.
  • Aunque es lo primero que nos enseñan tanto en las universidades como en cualquier otro ámbito de educación relacionado con el campo de la traducción, los traductores somos intérpretes: debemos interpretar la intención del autor del TO, así como dar un estilo propio y dotar de naturalidad al texto para adecuarlo y adaptarlo a nuestro público. Para ello, es importante alejarnos del original y redactarlo de forma “española”. De esta forma, el público destinatario se sentirá más cómodo y se identificará con el texto.

 

En definitiva, pensar que por el simple hecho de ser españoles nativos podemos ser traductores de calidad es un gran error. Una cosa es saber hablar nuestro idioma y otra cosa muy distinta es traducir con propiedad y respetando SIEMPRE las normas impuestas por profesionales en este campo. Si seguimos estas normas, conseguiremos eliminar errores graves y ofrecer calidad y coherencia.

Leave a comment

308
Call Now Button
×