Cuando se trata de la traducción y gestión de documentos de carácter legal que tengan que ser modificados para ser leídos e interpretados en otros idiomas, hay que recurrir a profesionales expertos en traducción jurídica para no cometer errores.

Para documentos como contratos, decisiones judiciales, notificaciones, certificados de antecedentes penales, matrimonio, defunción, nacimiento, entre otros, es común que se recurra al servicio de traducción profesional para disipar todo tipo de dudas.

No cometer fallos en fundamental si no manejamos un idioma a la perfección y no queremos que, por ahorrarnos la gestión del servicio de traducción, podamos luego incidir en cometer errores que nos puedan salir más caros como una mala traducción de un documento jurídico.

 

Traductor jurídico vs. Traductor jurado

Lo primero, antes de nada, debemos saber qué tipo de traductor nos conviene más, dependiendo del tipo de servicio que necesitemos.

Debemos, por tanto, saber diferenciar entre un traductor jurídico de un traductor jurado. El primero se encarga de la traducción de cualquier documento que tenga carácter legal o jurídico. Tiene conocimientos de derecho para el uso de la terminología adecuada. El segundo, por su parte, puede traducir documentos legales o no, pero firmados y sellados para que tengan validez oficial. Esta labor la realizan en España los traductores jurados reconocidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español.

Si necesitamos una traducción jurídica o jurada, debemos saber qué grado de complejidad tiene, y por qué se debe realizar por expertos profesionales de la materia.

Lo más habitual es que estos textos, en el idioma primero, sean redactados por profesionales expertos en derecho, por lo que suelen contener una gran parte de conceptos jurídicos que no se suelen usar en un lenguaje cotidiano.

Para su traducción, al no estar acostumbrados a escuchar estos conceptos tampoco en nuestra lengua materna, tampoco nos sonará su traducción a otros idiomas, por lo que deberemos recurrir a un traductor que traslade adecuadamente dichos conceptos con sentido y lógica.

Además, esta traducción contiene una validez oficial ante cualquier organismo público y solo un traductor jurado oficial podrá firmar, sellar y jurar dicha traducción.

 

¿Qué empresa de traducción elegir?

Actualmente, existen muchas empresas que se especializan, además de en traducciones juradas, en otros campos. Las conocidas como agencias de traducción, como Tradupla, necesitan contar con un equipo de profesionales que cumplan las garantías de un trabajo bien hecho, sobre todo en servicios con carácter tan serio como una traducción jurada.

Debemos ser exhaustivos con la empresa que vamos a elegir, pues no todas ofrecen lo que estamos buscando o no realizan el trabajo como esperamos. A la hora de dar el paso, asegúrate de que la empresa cuenta con un profesional experto en el área que deseas, y que cuente con una formación adecuada para realizar lo que necesitas.

 

Ventajas de contar con un traductor jurídico o jurado de confianza

Ya hemos elegido la empresa, lo tenemos muy claro y tenemos un profesional encargado de todo. Ya podemos respirar tranquilos y con la comodidad de tener nuestros documentos siempre bien redactados y traducidos al idioma deseado.

También podemos optar por los beneficios de una empresa de traducción que permita hacer traducciones juradas de forma online y encontremos nuestro traductor jurado en un solo clic. No tendremos que preocuparnos por acudir personalmente al lugar donde realizan este tipo de servicios, sino que, con una simple acción a través de Internet, conseguiremos tener nuestro trabajo listo en un tiempo determinado realmente favorable. La traducción jurada escaneada, tiene la misma validez que en soporte papel. Solo tendrá que presentarla online y esperar a que llegue en soporte papel vía mensajería.

Además, es una acción realmente fácil de realizar, solo tendremos que aportar al experto los documentos a traducir con el idioma que necesitamos y dejar que se encargue de ello; es una vía segura, pues siempre que apostemos por una empresa de confianza sabremos que tendremos lista la traducción en el momento preciso.

Otra ventaja es la fiabilidad, pues si conocemos al equipo y sabemos que el traductor jurado trabaja de forma constante y adecuada, siempre nos dará más confianza. Finalmente, destacar que la comodidad de una traducción jurada vía online es máxima, pues no se requieren desplazamientos de ningún tipo ni límites en el día ni horas para enviar nuestra petición.

Leave a comment

Call Now Button
×