La revisión de traducciones es la técnica utilizada en muchas agencias de traducción por dos traductores profesionales. Muchas empresas y particulares necesitas que una traducción sea doblemente cotejada por dos traductores. ¡Cuatro ojos ven más que dos! De esta manera, obtenemos un servicio de traducción con la mayor rigurosidad posible.

Es muy habitual que la gente realice traducciones con la ayuda de un diccionario o de un traductor online. Cuando esto ocurre, se tienen muchas dudas. Ya que, una traducción realizada de esta manera no garantiza en ningún aspecto que el resultado sea bueno o fiable.

Si tenéis conocimientos de idiomas, hasta el nivel de saber traducir, seguro que os habéis encontrado con una petición peculiar. Cuando hablamos de petición peculiar, hablamos de revisión de traducciones.

Esto es muy común: eres traductor o conocedor de un idioma y te llueven las peticiones de “revisión de traducciones”. Sí, entrecomillado. ¿Por qué lo entrecomillamos? Porque cuando se trata de una traducción realizada por un aficionado, ni siquiera es una revisión. Se trata, básicamente, de un trabajo de traducción. Ya que los fallos encontrados son múltiples. Es como volver a traducir de cero un texto o documento.

¿Cuándo hablamos de revisión de traducciones?

Una revisión se da cuando el trabajo tiene algún tipo de profesionalidad como tal.

Si no sabes nada de inglés y pides que te revisen un texto que has escrito en inglés… ¿Es una revisión? En estos casos se trata más bien de una traducción como tal y no de una revisión.

Hablamos de revisión cuando, por ejemplo, quien solicita dicho trabajo es nativo del idioma. Si es así, esa revisión se da para corregir errores gramaticales o para mejorar la semántica o calidad del texto. Son muchas las tareas de un traductor profesional cuando trabaja con una revisión traducción inglés. Al igual que ocurre con una revisión traducción inglés español.

Hablamos de revisión, traductor inglés, traducción inglés español… Son muchos los matices y mucho el trabajo que conlleva una revisión de calidad.

En cambio, muchas personas tienen confundido el concepto de revisión de traducciones. Para que haya una revisión debe haber un trabajo con un cierto nivel de calidad. Es decir, un aficionado que pide una revisión, en realidad está solicitando una traducción como tal. Y debemos llamar a cada cosa por su nombre, ya que cada trabajo tiene su procedimiento.

¿Qué procesos sigue la revisión de una traducción?

La revisión de un texto traducido a otro idioma tiene mayor trabajo detrás del que se puede llegar a imaginar. Para empezar, son dos los traductores profesionales los que realizan este trabajo, de forma general.

En algunas empresas este trabajo es realizado solo por un traductor. En Tradupla, buscamos el mayor nivel de profesionalidad y perfección. Por eso, los trabajos de revisión de traducciones son siempre realizados por dos de nuestros traductores profesionales.

En nuestra agencia de traducción, el procedimiento es el siguiente. Se trata de una doble revisión dividida en:

  • Un primer traductor profesional que traduce el texto aportado para la revisión.
  • Un segundo traductor profesional revisa esta traducción.

Una doble revisión garantiza, de esta mañana, un resultado eficaz y competente, El resultado alcanza siempre las expectativas de los clientes.

¿Qué trabajos se realizan al revisar una traducción?

Se puede llegar a pensar que el trabajo de un traductor nativo de revisar una traducción es muy sencillo. Se tiende a pensar que solo revisa la ortografía y la semántica, por ejemplo. Pero este prejuicio es totalmente erróneo.

La revisión de una traducción conlleva muchos procedimientos. Vemos algunos de ellos, a continuación:

  • Realizar cálculos: sí, sí, calcular. Así, cuando una traducción incluye algún tipo de cuenta, el traductor debe asegurarse de que el resultado es correcto.
  • Buscar errores comunes: en todos los idiomas existen errores muy comunes. Por eso, el traductor puede optar por buscar en el texto esos errores desde un primer momento. Gracias a las herramientas de las nuevas tecnologías podemos buscar errores repetidos en un mismo texto. Esto ahorra mucho tiempo y es de gran ayuda.
  • Perfeccionar el formato: el tipo de letra, los bordes… El formato en sí. El trabajo de un traductor que revisa también es el de dar mejor imagen al conjunto del texto.
  • Corregir palabras repetidas: esto es muy común. Es habitual repetir la misma palabra en un texto y cuando esto ocurre, el traductor se encarga de solucionarlo. Sustituir esas palabras por sinónimos da otro aspecto totalmente diferente al texto con el que se trabaja.

Por eso, es mejor olvidar por completo esta idea y solicitar una revisión profesional antes de equivocarnos. En Tradupla, encontraréis los mejores traductores para contar con una revisión profesional de vuestras traducciones. Porque, recordad, toda traducción debe ser de calidad. Un buen trabajo da buenos resultados.

Leave a comment

308
Call Now Button
×