Modo principiantes Los errores de traducción más resultones, pero a la vez más repetitivos que veremos en textos que se han traducido del español al inglés por principiantes de la materia.

Eres novato pasando un documento del español al inglés, o viceversa. Te cuesta cogerle el truco y, aunque conoces de sobra ambos idiomas con soltura, te cuesta convertir una expresión del castellano al inglés sin parecer un traductor automático.

No vamos a sentar cátedra en cuanto a perfección se refiere, pues como dice Albert Einstein en una de sus célebres frases: “a person who never made a mistake, never tried anything new”. Así que equivocarse es de sabios, volviendo a otra frase mítica.

Trabajar con un idioma, fuera del lenguaje materno, siempre es tarea complicada pues requiere cambiar el “chip” e invertir tiempo y esfuerzo en asimilar nuevas formas gramaticales, vocabulario y estructuras sin que nuestra lengua usual se interponga en ningún momento.

Cuando nos decidimos a traducir un texto siendo no nativos en inglés, nos enfrentamos a enormes desafíos y, sin querer, o sin darnos cuenta, cometemos varios errores, muy comunes en traducción, de los cuales no somos conscientes.

Para ello, lo mejor es acudir a una agencia de traducción que cuenta con traductores nativos profesionales que sabrán solventar estos problemas con total naturalidad.

¿En qué solemos meter la pata cuando traducimos un texto a otro idioma?

  • Usted o tú, o lo que es lo mismo, el problema derivado de culturemas. Grosso modo, esto quiere decir que la traducción debe estar en sintonía con la cultura del lugar de recepción, según el contexto y con conocimiento de la unidad semiótica.

Por ejemplo, cuando vemos un “you” en un texto, saber interpretarlo hacia el tú en singular o el vosotros en plural. Además, con este tipo de situaciones, también debemos tener cuidado y ser coherentes con los tiempos verbales que acompañan a este tipo de palabras.

  • “False Friends”. Palabras inglesas que suenan igual que otras que tenemos en el diccionario español y que, simultáneamente, nuestra mente asimila a ellas, ¡pero no! Son falsos amigos, o lo que es lo mismo, palabras que se asemejan a otras en castellano, pero que tienen un significado diferente.

Tal es el caso de “eventually”, que en español sería “eventualmente” (algo de forma casual) y que, en inglés, en realidad, quiere decir algo que ocurre al final o en algún momento posterior no determinado con precisión.

O, el caso del adjetivo “anxious”, que en inglés significa preocupado o nervioso. En castellano, lo asemejamos a “ansioso”, cuya traducción inglesa sería “eager”.

  • Verbos frasales. Un error muy común y generalmente creado por esta combinación de verbos, preposiciones y adverbios generalmente. Los también denominados “phrasal verbs” suelen ser muy fáciles de confundir, pues muchos de ellos tienen un significado diferente según lo combines en una frase u otra. El más sonado es el verbo “look” que contiene variantes como “look after”, “look foward” o “look like”, entre otros.
  • ¡Cuidado con la sintaxis! Otras meteduras de pata realmente considerables aparecen en la mala diagramación de las oraciones, pues tanto inglés como castellano tienen sus propias (y diferentes) normas de sintaxis.

Los errores más comunes en traducción se dan, sobre todo, con el orden de los adjetivos que en inglés van delante del sujeto “the Green plant” y en español, detrás “la planta verde”.

  • Traducciones literales, otro fallo habitual. Un ejemplo que se entenderá a la perfección, y sin tener que explicar mucho más este pequeño problemilla que podemos cometer, es cuando decimos “Estoy de acuerdo” y nuestra mente maravillosa traduce: “I’m agree” y lo cierto es que fallamos, pues lo correcto es “I agree”.
  • “The” por todos lados. Es muy frecuente que se nos vaya la mano y añadamos más palabras de las que debemos cuando traducimos un texto del español al inglés. A todo le queremos poner “the”. Decir “The people like cinema” está mal dicho, pues “People” no necesita determinante en este caso.
  • Sujeto, ¿dónde estás?: Esto es lo que tiene que pasar cuando una frase en español pasa al inglés y en el primer idioma no tiene sujeto “Hace frío”, pero en el segundo, el inglés, sí debe llevarlo para que se entienda la oración, “It is cold” y no pecar poniendo la traducción literal “Is cold”.

2 Comentarios

  • Lilliam Ponce
    Posted 18 October, 2018 12:06 pm 0Likes

    Es un texto muy útil para el principiante. Sin embargo, yo añadiría más ejemplos.

    • tradupla
      Posted 18 October, 2018 12:16 pm 0Likes

      Estupendo, Lilliam. ¿Te importaría dejarnos más ejemplos como respuesta a este post? Así aprendemos todos.

Leave a comment

308
Call Now Button
×