Hoy vamos a dar a conocer la mascarilla japonesa que puede traducir lo que hablas hasta en ocho idiomas diferentes.

Entre 40 y 50 dólares rondará el precio de esta mascarilla que se ha convertido en el último año en el complemento imprescindible para todos a causa de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19

El coronavirus ha cambiado nuestra forma de vida, de eso no hay duda alguna. Nos ha hecho cuidarnos más, tanto a nosotros mismos como a los que se encuentran a nuestro alrededor. Ha cambiado nuestra forma de higiene en cuanto lavarnos las manos cuidadosamente o el uso obligatorio de mascarilla en casi todos los aspectos públicos de nuestra vida.

De esta última medida sanitaria vamos a hablar hoy.

Las mascarillas se han vuelto imprescindibles en nuestra rutina. No podemos salir de casa sin ellas porque, además de enfrentarnos al temido virus, podemos caer en un error que nos acarreará una multa de dimensiones considerables.

Es por ello que, una startup japonesa ha aprovechado el tirón y ha visto una oportunidad de negocio en las ya usuales mascarillas.

Se trata de una mascarilla capaz de traducir a ocho idiomas diferentes lo que dice la persona que la lleva puesta como si fueses un auténtico traductor profesional. Los artificies son Donut Robotics, especializados en robótica y originarios de la mascarilla C-Face Smart.

¿Cómo nació esta mascarilla?

El origen central de la C-Face Smart proviene de antes de la crisis sanitaria actual que estamos viviendo.

La empresa Donut Robotics estaba trabajando con anterioridad en un software de traducción automática para ‘Cinnamon’, un robot que estaba siendo creado como traductor y guía en aeropuertos, en concreto este iba a ser destinado al del Haneda, en Tokio.

Cuando empezó a extenderse la pandemia, este proyecto se paralizó al igual que muchos otros del sector y, cómo no, casi el mundo al completo.

Fue entonces cuando los ingenieros que conforman el equipo se les ocurrió integrar este software en una mascarilla, pues estaba proliferando su uso obligatorio de forma global.

Se considera uno de los inventos más revolucionarios de este 2020 pues facilita la comunicación entre usuarios que han visto, debido a la mascarilla, dificultado su entendimiento.

La C-Face Smart ayuda a comunicar de forma más efectiva con la distancia social y, además, añade el plus de la variedad lingüística, un plus que genera gran interés para personas que no hablan el mismo idioma.

Pero hablamos de traducción automática y no de traducción profesional. Si lo que necesitas son servicios de traducción, debes recurrir a una agencia de traducción especializada como tradupla.com. Te proporcionaremos la máxima calidad gracias nuestro equipo de traductores nativos certificados.

¿Qué encontramos de especial en esta mascarilla traductora?

En el aspecto de las características que reúne esta revolucionaria mascarilla, surge la eterna duda de si protege frente el COVID-19.

Lo cierto es que no protege contra el COVID-19, aunque nos gustaría. La C-Masc cuenta con varios agujeros que facilitan la transpiración que no es ideal para controlar la transmisión del virus. Por lo tanto, lo correcto será llevar esta mascarilla traductora sobre una homologada contra el coronavirus.

Su funcionamiento es muy sencillo, según comenta el CEO de la startup japonesa, Taisuke Ono: la mascarilla es cómoda de usar por estar fabricada de plástico y silicona. Lleva incorporado un micrófono que se conecta al teléfono a través de bluetooth.

Los idiomas que actualmente es capaz de traducir son: japonés, chino, indonesio, vietnamita, coreano, francés, inglés y, cómo no, el español.

Fecha y precio de la C-Face Smart

Conociendo sus características, el éxito de esta innovadora mascarilla está asegurado. La empresa japonesa lanzó en el mes de junio una campaña de crowfunding para la donación de dinero que irá destinado a la creación de las mascarillas.

Así pues, Donut Robotics ha estimado que, las primeras unidades estarán disponibles para su venta en Japón a finales de este año con un precio que rondará los 50 dólares.

Para poder llegar a tener una nosotros, tenemos que esperar que tenga bastante repercusión en Japón y que se prueben sus resultados para que se distribuya a otros países.

Podríamos tener una C-Face Smart en nuestro poder en abril de 2021 si todo va como está previsto. Países como EEUU o Reino Unido ya, al conocer la noticia, han mostrado gran interés y están abiertos a su distribución con gran número de adeptos.

Y tú, ¿te harías con uno de estas mascarillas traductoras si llegase su venta a España? En Tradupla estamos deseando probar este producto y ver si realmente cumple con las expectativas que promete.

Leave a comment

Call Now Button
×