¿Conoces cuál es la estructura de una redacción? Este proceso de pensamiento mientras escribimos debe tener un orden y una lógica para que, una vez acabado, el lector pueda leerlo con coherencia y sentido.

Hacer una redacción es fácil, pero hacer una buena redacción no tanto. Conoce los pasos a seguir para hacer una estructura de la redacción acorde a una excelente lectura por parte de tus destinatarios.

Primero y, antes de nada, para saber cuál es la estructura de la redacción, tendremos que conocer qué es la redacción y dónde vamos a utilizarla.

El término redacción se denomina a un proceso de escritura en el que realizamos un discurso mediante una estructura determinada. Este tipo de texto es un arte, hay que saber crearlo para que tenga coherencia y sentido una vez se lea y, hoy, vamos a explicarte cómo hacerlo.

Además de llevar innato el don de redactar adecuadamente, para crear una buena redacción nuestros expertos en contenidos y copywriting SEO coinciden en que son técnicas aplicadas que se aprenden a base de experiencia y práctica.

Para la realización de una buena redacción, lo primero que tenemos que tener claro son las partes en las que se divide.

Para simplificar, respondiendo a la pregunta de “cuál es la estructura de la redacción”, dividiremos el texto en tres partes: introducción, desarrollo o nudo y desenlace o conclusión.

¿Cómo se hace la estructura de una redacción?

Vamos a desglosarte una a una cada parte de las tres anteriormente nombradas para que sepas distinguirlas y aplicarlas a partir de ahora en cada redacción que hagas.

Introducción

estructura de la redaccionEmpezamos con la introducción. En esta primera parte de la redacción, vamos a introducir, o lo que es lo mismo, a presentar nuestra idea. Vamos a abrir la puerta para establecer el tema del que vamos a hablar durante el texto. De ahí su nombre.

El lector tiene que adentrarse en nuestro discurso de manera que tenga ganas de seguir leyendo y pasar por las otras dos partes de las que se compone nuestra redacción. Tenemos, por tanto, que dar a conocer nuestra idea principal – de qué versa el texto- que se ampliará en todo el texto.

En la estructura de textos argumentativos, si partimos de un texto “activador”, tenemos que nombrar la fuente del documento, lugar y fecha de publicación. Posteriormente sacaremos la idea principal a modo de resumen y crearemos una pregunta que platea una problemática. Esta problemática debe responder a la pregunta “¿En qué medida…?”

Tiene que ser una redacción que atraiga a la audiencia que nos lee, que aporte algo innovador y que dé ganas de continuar. Para ello, no prolongues demasiado su extensión, sobre todo si luego va a ir trasladado a una redacción web. Con tres o cuatro líneas habremos dado a conocer nuestro tema y así dará comienzo nuestro texto formalmente.

En este punto del texto tienes que tener claro que el tema escogido tiene un buen argumento para desarrollar en la siguiente parte y concluirlo también en la tercera y última. No sirve de nada la improvisación, hay que pensar todo antes de empezar incluso con la introducción.

Antes de poner la primera palabra, tienes que saber con exactitud todo el desarrollo y el final.

Para ello, tendrás que hacer previamente un esquema de lo que vas a redactar.

Nudo o desarrollo

En el siguiente paso encontramos el nudo o desarrollo. Es, en sí mismo, el cuerpo de la redacción. Donde va a fluir toda nuestra idea y a tener una forma coherente para el lector.

La temática va a ser expuesta con todo lujo de detalles y vamos a contarlo todo de manera expositiva con argumentos sólidos y consistentes que aclaren dudas, convenzan y enganchen al lector.

Nuestras ideas, sean muchas o pocas, del tema tienen que ser claras y con ejemplos para no perderse durante el discurso. Evita frases largas, repetir palabras, usar muchos adjetivos o pocos sinónimos, etc.

Tiene que ser una composición armoniosa y nada aburrida para el lector. No debe nunca perderse durante el trascurso de la lectura y es aconsejable no dar a entender que pretendemos saber más de lo que en realidad conocemos del tema.

Debemos usar conectores en la redacción: en primer lugar, por lo tanto, por un lado, etc. Asimismo, si estamos argumentando, habrá que adoptar distintos puntos de vista con un hilo conductor. Finalmente, tendremos que ilustrar nuestra redacción con ejemplo.s

Conclusión

Finalmente, en la conclusión tenemos que cerrar el tema de debate o argumentario que hemos abierto unas líneas más arriba.

Como su nombre bien indica, tenemos que finalizar – concluir- nuestro mensaje. Cerrar el tema que hemos abierto de forma lógica y que recoja las ideas planteadas para buscar una solución o una moraleja que enseñe algo al lector.

En un párrafo o poco más, tenemos que acabar el texto de manera que el lector haya extraído sus propias conclusiones y que, unidas a las nuestras, forme su propia idea de nuestro tema.

No hace falta avisar con un “resumiendo” o “concluimos que” porque será el propio lector el que sepa, a través de nuestra redacción, que está llegando al final del discurso.

Por último, podemos plantear una nueva problemática relacionada con la anterior que invite al lector a reflexionar.

Servicios de copywriting y de redacción SEO

Tradupla es una agencia de traducción y comunicación en todos los idiomas. Además de servicios de traducción, ofrecemos otros servicios como el copywriting seo, la redacción web y todo lo relacionado con la escritura en cualquier idioma.

Agencia de comunicación internacional y especialista en contenidos puestos a tu disposición. Solo tienes que contarnos qué necesitas y en qué idioma. Sabremos cubrir todas tus necesidades lingüísticas.

Leave a comment

Call Now Button
×