Un deporte que mueve millones de euros al año. Esta cifra se multiplica con la entrada en juego de un mes de fútbol intenso gracias a la celebración del Mundial de Rusia este año 2018, y un error de traducción puede costarnos mucho. Demasiado.

Este año el mundo del deporte ya tenía nombre y apellidos en cuanto a evento de gran magnitud desde el día 1 de enero. El Mundial de Rusia. Algo muy esperado desde el pasado 2014 donde vivimos grandes encuentros de todos los países del mundo luchando por un sueño, ser campeones victoriosos del deporte rey en todo el planeta.

La traducción en este evento anual, al igual que en otros muchos, cobra vital importancia porque cada selección que participa proviene de un lugar diferente del mundo y, con ello, su idioma oficial o dialecto y la necesidad de ser entendido por cualquier otro habitante del planeta.

El trabajo de los traductores oficiales deportivos es digno de valorar en el ámbito futbolístico, pues además de tener un conocimiento más que idóneo de los idiomas más importantes a tratar en los eventos, en este caso el Mundial de Rusia 2018, también deben conocer la compleja terminología del mundo del deporte.

 

¿En qué consiste el trabajo de los traductores oficiales deportivos?

 

Además de conocer a fondo todo lo relacionado con el deporte en cuestión del que están tratando, los traductores especializados que trabajan en este tipo de eventos tienen la labor fundamental de contar con profundos conocimientos de las normativas y conceptos del deporte que vayan a tratar.

No puede estar trabajando un profesional de la traducción en un partido de fútbol sin saber, de ante mano, todas las posibles maniobras o reglamentos que se va a usar en el mismo.

La credibilidad se perdería de cara a los usuarios que están disfrutando del partido y cambiarían de emisora o canal para verlo en otro dispositivo que sí tenga en su voz en off a personas que sepan de lo que están hablando y con criterio.

¿No os ha pasado que, al escuchar una retransmisión de un partido, si ponen el énfasis debido, ni muy sobreactuado ni muy lineal, acompañado de un conocimiento técnico aceptable y con una función traductora impecable os quedáis a escucharlo por completo?

Pues de eso estamos hablando.

Además, los traductores oficiales deportivos deben cubrir las ruedas de prensa correspondientes y entrevistas a jugadores previas a los partidos para dar a conocer un poco más las opiniones de los protagonistas.

Si no se cuenta con un traductor profesional, no podremos abarcar todos los idiomas con los que nos toparemos en cada jugador o personal del entorno deportivo que salga fuera de nuestra lengua materna.

 

Caso real de la importancia del traductor profesional en el Mundial de Rusia 2018

 

La relación del mundo del deporte y la traducción e interpretación es muy estrecha, y más, en los últimos años con la internacionalización de todo lo referente a este ámbito. Se juegan partidos o se disputan competiciones donde se congregan muchas personas de muchos países diversos, y la función principal de una buena traducción es conseguir unificar lo máximo posible a todas esas personas para que no existan barreras.

Un caso muy reciente de lo necesario que es la apuesta por traductores oficiales deportivos de calidad pasó en el Mundial de Rusia 2018, en plena entrevista con el entrenador del Manchester City, Pep Guardiola.

En una entrevista que concedió, una traductora no supo lidiar del todo bien con el trascurso del encuentro, por lo que fue el propio Pep el que cogió el mando y pasó a tener el rol de traductor al menos por unos segundos.

Un encuentro que se salvó por el entrenador y el vídeo se hizo viral en pocos momentos.

Es por ello que, ante eventos de gran índole como es este Mundial de Rusia 2018, lo mejor es contar con personal cualificado que sepa realizar sus funciones correctamente como en la agencia de traducción Tradupla y, ante cualquier duda, que pueda resolverla al instante.

Leave a comment

Call Now Button
×