Si creíamos que las únicas palabras en español que sonaban fueran de nuestras fronteras eran “fiesta” y “siesta”, lo cierto es que estábamos muy equivocados.

La traducción de palabras de origen español se ha dejado de lado para universalizar su uso y que suene bien en cualquier rincón del planeta que se pronuncie. Ya no tendrás problema en viajar y que te entiendan si tu nivel de inglés u otro idioma no está del todo perfeccionado.

Una “buena siesta” suena igual de bien en cualquier parte del planeta, a pesar de que se crea que solo en España tenemos por costumbre echarnos una cabezadita tras el almuerzo. Esto se ha quedado así por los restos y, aunque en inglés haya otra palabra “nap” o “sieste” en francés, lo cierto es que, si decimos “siesta”, todos nos entenderán, incluso en China.

Y así, hasta 10 palabras que vamos a descubrir hoy en este post, para que veas que no todo va a ser utilizar el traductor para poder viajar, y que hay palabras que son mundialmente conocidas, te encuentres en el país que te encuentres.

Las 10 palabras del español usadas en el mundo entero

Al igual que ocurre con el español que se enriquece notoriamente con otros idiomas con palabras como “Whisky” o “look”, el glosario extranjero también lo hace de la misma forma con el español.

Esto ocurre con, por ejemplo, la palabra “macho”, muy española, muy de masculino de máxima expresión y que se entiende vayas donde vayas. “Macho” se utiliza como representación de la masculinidad de ese hombre de pelo en pecho y puedes usarla en cualquier parte del mundo.
La segunda de la lista la vemos en “patio”. Tanto en Estados Unidos como en Reino Unido, “patio” tiene el mismo significado que en español, parte trasera de un edificio, aunque para ellos sea un sitio donde se beba a todas horas y se fumen sustancias alucinógenas o no.

“Tapa”: allá donde vayas, la palabra te acompañará siempre. Para nosotros, una forma de comer; para los extranjeros, un tipo de comida. Aún queda aclararle esa parte de la palabra tapa, por lo demás, todo okey.

“Chorizo”: donde va, triunfa. Es un producto “Typical Spanish” que sabe igual de bien en cualquier parte del mundo así que, ¿por qué buscarle traducción?

“Fiesta”: ya lo veníamos anunciando, la fiesta no se cambia por nada. La fiesta es una de nuestras máximas en España, junto con el flamenco o las siestas, o eso es lo que se percibe desde fuera de nuestras fronteras.

“Mosquito”: una de esas palabras que tampoco necesita traducción. Igual de pelmazos en cualquier parte del mundo y nada agradables de escuchar en plena noche mientras sueñas cosas bonitas.

“Tornado”: al igual que ocurre con palabras que definen elementos temporales o geográficos, tornado, arroyo, o sierra no necesitan ser traducidas para que nos entendemos perfectamente entre parlantes no hispanos.

“Burro”: ese que tantas fábulas y cuentos ha protagonizado en nuestra amplia tradición literaria. El burro es nuestro animal más universal y eso nos encanta.

La “siesta”: la que abarca desde media hora hasta 3 horas si fuese preciso. Es uno de los placeres por excelencia de los españoles y, aunque no todos los habitantes de España tengan el placer de realizarla, es una palabra mundialmente conocida en el extranjero.

Finalmente, la palabra “barrio”, que significa lo mismo allá donde vayas. Una zona muy chic si lo dices fuera de nuestras fronteras, pero aquí, es muy común y nada glamuroso.

La expresión universal que no entiende de fronteras

Y ahora vamos a hacer un descubrimiento, un hallazgo que, a lo mejor no sabías, y que puede ser una salvación para ti si próximamente viajas al extranjero y necesitas comunicarte y que te entiendan un poco más sin que utilices Google Translate.

Hablamos de la palabra universal por excelencia que, aunque con distintos matices en la pronunciación y diferentes tipos de uso, la podemos encontrar muy extendida en Londres, en Italia, en Islandia y hasta en Rusia.

‘Eh’, una interjección de las más utilizadas. Y, tal fue el asombro al comprobar que esto ocurría, que se realizó un estudio por etnolingüistas que fueron galardonados con el Ig Noble en el que se confirmó que, en 21 lenguas analizadas, todas pronunciaban y utilizaban esta expresión casi de la misma forma que nosotros.

Algo muy común y tan universal como acercarnos para pedir que nos repitan lo que nos han dicho porque no nos hemos enterado de nada.

Te ha gustado, ¿eh? Pues comparte esta publicación

Leave a comment

308
Call Now Button
×