De acuerdo con lo establecido en la Real Academia Española, la interpretación es el modo de explicar acciones y sucesos o declarar el sentido de algo, principalmente de un texto. Estos pueden ser entendidos de múltiples formas.

Vale mencionar que debe cuidarse la calidad de las interpretaciones, puesto que la mala pronunciación sugiere consecuencias desastrosas.

Por otra parte, son muchas las personas que creen, que por solo conocer y manejar el vocabulario y la gramática de un idioma, ya puede ejecutar perfectamente la tarea de interpretar. Sin embargo, es necesario reconocer los sonidos y el sentido de la lengua, con el propósito de evitar errores de interpretación que se pueden pagar muy caros.

 

Por otra parte, cabe destacar las diversas modalidades de la interpretación que se distinguen en la actualidad: estas son:

  • Consecutiva: mediante la cual los intérpretes traducen las frases y oraciones después que los oradores terminan de hablar. En este tipo de interpretación, se requiere de pausas para poder intervenir.
  • Simultánea: es la interpretación en la cual el profesional traduce al mismo tiempo que el individuo va hablando. En este caso, se requiere un equipo tecnológico mínimo: las cabinas de interpretación.
  • De enlace: la interpretación de enlace hace referencia a la traducción consecutiva que el intérprete realiza, tanto para el hablante de una lengua como para su interlocutor.
  • Susurrada: esta interpretación se ejecuta cuando el intérprete traduce directamente en la oreja de un individuo lo que otro está diciendo. Cabe destacar que la presente modalidad es conocida en distintos países como Chuchotage. El intérprete susurra en voz baja la traducción del mensaje.

Para continuar, es relevante acotar que el intérprete, a diferencia del traductor, ejecuta su labor en discursos y conferencias, es decir, se encarga de mensajes netamente orales.

Importancia de una buena interpretación

Son muchos los conflictos y confusiones que se pueden evitar si las interpretaciones son correctas, ya sea en el ámbito laboral, matrimonial, entre amigos e incluso en la política internacional.

Por tal motivo es que la interpretación desempeña un papel primordial en la comunicación. La importancia de esta actividad radica en expresar correctamente el mensaje que se desea transmitir, de modo tal que los individuos de diferentes nacionalidades puedan comprender lo que se dice.

De esta manera se evitan los malentendidos y esos errores difíciles de remediar. Vale mencionar que la interpretación facilita romper las barreras del lenguaje, y por ende, tal situación permite apreciar mejor su importancia. Es fundamental usar servicios de traducción de profesionales, y no confiar en aficionados.

Errores más comunes relacionados con la interpretación

Son múltiples las equivocaciones que se pueden cometer al momento de efectuar una interpretación, sin embargo, a continuación, le daremos a conocer las más comunes, entre las cuales destaca el contrasentido, el falso sentido, las frases incompletas, los errores de lengua, la falta de coherencia discursiva, la adición y omisión excesiva de información.

Contrasentido

Este es el principal y más grave error que se comente al efectuar interpretaciones. El contrasentido consiste en decir lo contrario de lo que expresa un orador.

Es tan delicado, que cometerlo tiene un precio muy alto, debido a que en este caso el intérprete no solo no transmite el mensaje original, sino que comunica completamente lo contrario.

Falso sentido

Es un equívoco que sucede cuando un intérprete no entiende completamente la frase original del orador, sino que comprende solamente algunas palabras. Entonces, de acuerdo con lo que ha entendido y la lógica que posee, crea frases u oraciones que difieren del mensaje principal.

Vale acotar que este error es menos grave que el contrasentido, sin embargo, es una equivocación difícil de remediar. Para evitar cometer esta falta, se recomienda prestar mayor atención al discurso original y pensar bien lo que se dirá antes de abrir la boca para emitir sonido alguno.

Frases incompletas

Este error suele ocurrir a los intérpretes a inicios de su carrera. Es una situación bastante grave, debido a que los oyentes quedan con una información dada a medias. Esta equivocación es una de las peores imágenes que un profesional puede dar.

Errores de la lengua

Los errores de la lengua se refieren a las equivocaciones de concordancia, tanto en género como en número, de igual forma en los tiempos verbales, y también en la invención de vocablos por calcos del idioma origen.

Falta de coherencia discursiva

En este caso, el error ocurre cuando el intérprete no presta la atención suficiente a su propio discurso y por tal motivo emite discursos sin sentido y sin coherencia.

Para remediar este grave error se sugiere estar más atento a lo que se pronuncia, sin dejar de prestar atención al orador.

Además de prestar mayor atención, también se recomienda elaborar frases más sencillas, con el propósito de enlazar las ideas y poder ofrecer a los oyentes un discurso coherente.

Adición de información

Otro error que se paga caro al momento de efectuar una interpretación es la adición de información al discurso. Es aquí cuando el intérprete no tiene idea de que más decir, pero no desea dejar la frase a medias, entonces recurre a expresar su opinión o a completar con ideas que le parezcan correctas.

En tal sentido, cabe señalar que el oyente asiste a escuchar el mensaje profesional del orador, el cual, generalmente, es especialista en un área determinada. Por lo tanto, se aconseja no añadir información de opiniones, o de las cuales no se está completamente seguro.

Omisión excesiva de información

Este error es común cuando el intérprete no ha comprendido por completo el mensaje del orador. De igual forma, porque no recuerda las ideas expresadas y entonces, recurre a la omisión de información, debido a que nace en él el temor de no recordar otros datos o detalles del discurso y prefiere callar o no expresarlas por completo.

Para solucionar este error y no sufrir las graves consecuencias que puede acarrear, se recomienda recortar el contenido de la información secundaria, más no de la principal.

Conozca los errores de interpretación más famosos de la historia

Con el pasar de los años, la historia ha demostrado y dado a conocer que los errores que se cometen en las interpretaciones son capaces de establecer un clima de tensión e incluso una crisis internacional, tal es el caso de los siguientes ejemplos.

El Discurso de Khrushchev durante la Guerra Fría

En el transcurso del año 1956 cuando la tensión se sentía en el ambiente, debido a la Guerra Fría, el primer ministro soviético recibió en una recepción en Moscú al embajador polaco. Durante su discurso, el intérprete enunció erróneamente sus palabras, expresando la frase “les guste o no, la historia está de nuestro lado». ¡Los enterraremos!”.

Vale mencionar que lo que el ministro soviético había expresado era que ellos vivirían para ver cómo el resto eran enterrados. Cabe resaltar que la expresión de estas palabras causó un gran revuelo en todos los periódicos y revistas del mundo, por lo que se incrementó la tensión entre el Oeste y la URSS.

El intérprete de Jimmy Carter

Otro error de interpretación muy conocido fue la traducción del mensaje que durante una visita a Polonia, el expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter transmitió.

El intérprete expresó que el presidente había dejado EEUU para no volver jamás y que estaba muy complacido de contemplar las partes bajas de Polonia. Por lo que la audiencia terminó creyendo que Jimmy Carter sentía un gran interés sexual por el pueblo polaco, para ese entonces comunista.

Vale mencionar que el intérprete era un gran profesional, sin embargo, el polaco era su cuarta lengua. Además de esto, debió expresar el mensaje en ambas direcciones, es decir, realizar una interpretación enlace.

Funeral de Nelson Mandela

En esta ocasión, el intérprete de señas pareció inventar su propia lengua para personas con discapacidad auditiva. Pues durante el acto funeral, las redes sociales estallaron, advirtiendo que el mensaje carecía de sentido alguno.

Más tarde, el intérprete intentó defenderse, alegando que sufrió un ataque de esquizofrenia y por tal motivo sucedió lo ocurrido. Sin embargo, con el pasar de los días, se demostró que el supuesto profesional de la interpretación no lo era.

En resumen, la interpretación no es una actividad sencilla y por ende, pueden presentarse errores que se pagan caros, estos equívocos no son nada nuevo y probablemente seguirán existiendo. La mejor opción para solucionarlo o para suprimirlos es la contratación de servicios fiables y profesionales.

Leave a comment

Call Now Button
×