Todo lo que se encuentra a nuestro alrededor nos influye: amigos, consumo, cultura y, cómo no, medios de comunicación. La publicidad puede ayudar (o empeorar) problemas de nuestra sociedad como son los trastornos alimenticios.

El lenguaje (o copywriting) en marketing es una herramienta que persuade al lector consumista para bien o para mal. En el caso de los trastornos alimenticios, si usamos bien nuestras herramientas podremos reducir los casos, pero podemos errar en lo contrario también.

Si leemos un libro estamos dejándonos influir por sus letras; si escuchamos una canción, por su sentido; si un familiar o amigo nos dice que hagamos algo, nos está haciendo ver su forma de vida y, quizás, queriendo que sigamos sus pasos.

Toda acción de nuestro alrededor nos dicta, nos guía y, también muchas veces, nos hace caer en errores que, creemos, que son lo correcto para nuestra forma de actuar en la vida.

En el caso de los trastornos alimenticios ocurre más de lo mismo, pues son enfermedades que, en la mayoría de las ocasiones, son derivadas de conductas aprendidas de nuestro ambiente más próximo: medios de comunicación, círculo de amistades o trendsetters.

Trastornos alimenticios y publicidad: ¿ayuda o problema?

Cómo influyen los medios de comunicación en los trastornos alimenticiosSi aún estás un poco fuera del tema en cuanto a trastornos de alimentación solo basta decir que son enfermedades mentales que están fuertemente relacionadas con la alimentación, así como la forma en la que vemos nuestro propio cuerpo.

Es uno de los trastornos con mayor tasa de mortalidad, sobre todo en adolescentes y jóvenes que conviven en una cultura donde la perfección física está muy sobrevalorada. Las mujeres son las más propensas a desarrollar anorexia o bulimia frente a datos más bajos de los hombres.

En Tradupla, como agencia de comunicación en analizar el lenguaje de la publicidad y de los textos que se mueven en nuestra sociedad queremos darte una visión más certera de cómo unas simples palabras pueden aumentar a crear una cultura propensa a trastornos de este tipo o cómo puede ayudar a solventarlos.

Como empresa que ofrece servicios de copywriting, conocemos el poder de las palabras en el consumidor y el provecho que se le saca en la publicidad y el marketing desde sus inicios como poderes de la sociedad actual.

Y te preguntarás, ¿realmente influyen los medios de comunicación influyen en los trastornos alimenticios en la sociedad? ¿cada persona no es lo suficientemente fuerte mentalmente para saber distinguir la publicidad buena de la mala?

Pues bien, no todos tenemos la misma visión de la realidad, no todos nos dejamos influenciar por lo que vemos, leemos y escuchamos a diario, y no todos tenemos la misma concepción de nuestro cuerpo frente a los demás.

Esto quiere decir que sí, un anuncio en televisión, una serie, película, una revista de moda, etc. puede ser causa directa de trastornos de alimentación en muchas personas. Esto está corroborado también por investigación científica que nos ratifica que el impacto de publicidad es significativo.

Los estereotipos siempre han influido en la población. Cuando, en el siglo XVIII los cuerpos eran más voluptuosos todas las mujeres querían tener el mismo físico; lo mismo ocurre desde hace unas décadas cuando se estilan cuerpos más delgados y con medidas imposibles. Todos conocen los estereotipos físicos, están ahí.

Asimismo, los trastornos alimenticios, además de en los estereotipos, se apoyan en la insatisfacción con el propio cuerpo de muchas personas. La exposición de imágenes continua, tanto en la vida diaria como en medios de comunicación, hacen que se contribuya a que afecten más a personas mentalmente porque no se sienten a gusto con su anatomía y quieren ser “como aquel otro”.

De esta última vía, la publicidad y el marketing actual, para alimentar esos trastornos se ha realizado un estudio muy conocido en las islas Fiyi (Becker et al., 2011) donde se investigó durante varios años cómo los medios de comunicación afectaban seriamente en la alimentación.

Se estudió a un grupo de adolescentes que, durante 3 años, se dejaron influenciar por los cánones de estética actuales que nos “vende” la televisión. Los indicadores de trastornos alimenticios aumentaron tras finalizar el estudio.

Pero no todo es malo…

Cómo influyen los medios de comunicación en los trastornos alimenticiosAl igual que podemos achacar la culpa a los medios de comunicación con publicidad (imágenes y copywriting que aviva la perfección física) también podemos encontrar la solución en el marketing de palabras y fotografía.

La solución está surgiendo y, es gracias a marcas y empresas concienciadas en que el problema es latente que se han ido levantando fuerzas a favor de la diversidad corporal y del “amar tu propio cuerpo”. Las modelos de tallas grandes son ahora parte de la estrategia de marketing de muchos negocios, un cuerpo sano el copy perfecto de muchas campañas y el peso ha dejado de ser trendy topic para dejar paso a textos más lógicos que no hagan sino disminuir los datos de trastornos alimenticios en nuestra sociedad.

Gracias a los medios de comunicación se puede cambiar, y tenemos el poder de hacerlo posible.

Tradupla es una agencia de traducción que ofrece servicios de copywriting y servicios de traducción en todos los idiomas. Si necesitas un copywriter profesional para tus campañas de publicidad, ¡llámanos!

Leave a comment

308
Call Now Button
×