Si no nos ha acompañado desde pequeños, el idioma que vayamos aprendiendo cuando ya vamos creciendo suele ser más difícil de procesar. Esto se complica a medida que pasan los años, la capacidad retentiva de las personas disminuye y hablar o entender con fluidez un nuevo idioma puede ser una verdadera tortura.

Aunque, desde Tradupla creemos que nunca es tarde para sumergirse en el maravilloso mundo del conocimiento lingüístico, sabemos que muchos son los impedimentos o las razones por las que, a veces, nos cuesta tanto aprender un nuevo idioma.
Antes de comentar qué criterios seguir para aprender un nuevo idioma, intentemos comprender por qué cuesta tanto emprender ese camino.

Motivos por los que es difícil (aunque no imposible) aprender un nuevo idioma

La ciencia nos lo confirma con cada estudio que lanza: aprender una segunda lengua en la infancia hace que normalmente los niños se conviertan en hablantes nativos de ambos idiomas.

Cuando se es adulto, las dificultades de aprendizaje van aflorando, y la segunda lengua se hace cada vez más complicada de asimilar, dejando paso solo a la lengua nativa.

Si, como podemos intuir, ya no estás entre el primer rango de edad, es decir, te encuentras en tu edad adulta, déjanos ayudarte un poco para que puedas comprender por qué nos cuesta tanto ese aprendizaje y cómo conseguirlo con buena nota.

– El primer motivo de peso, y sin duda el más comentado, es que no nos han enseñado bien ese idioma. No te achaques la culpa a ti, porque quizá no has tenido algún profesor que te lo enseñe correctamente.

– El poco oído que se hace. Otro de los pesos pesados de por qué nos cuesta retener un nuevo idioma es que apenas lo escuchamos. Solo en clase, en prácticas en casa y se acabó. No es igual que si un bebé lo escucha a diario, año tras año y de manera más natural.
– Metas poco realistas. Muchas veces queremos las cosas y las queremos ya. No se trata de eso. Un idioma no se aprende de la noche a la mañana y no pretendamos que un nuevo idioma, en el que un bebé tarda entre 2 a 4 años en aprender de forma básica, lo hagamos en solo tres meses.
– Disfrutar el idioma. Una cosa es aprender un nuevo idioma por exigencias determinadas, y otra porque nos gusta realmente tener más amplitud cultural. Si no disfrutamos de lo que estamos aprendiendo y lo tomamos como una tortura, jamás podremos retenerlo de buena manera.

Pasos a seguir para aprender un nuevo idioma

Ahora sí que sí, lo que andábamos buscando.

No es la fórmula secreta de la Coca-Cola, tal vez se asemeje más a la de la Nocilla, pero ni tan de cerca.

Solo queremos darte unas leves pautas que se deberían seguir para empezar con buen pie y buena letra en el maravilloso mundo del aprendizaje de un nuevo idioma.

Lo primero que debemos saber es que cada persona tiene una capacidad de retención distinta. Hay unas personas con memoria visual, otras que el oído lo tienen más agudizado y otras, sin embargo, que pronuncian excelentemente sin saber el motivo.
Identifícate en qué grupo te encuentras e intenta sacar partido a esa forma de aprender, acompañándola de más esfuerzo en las otras más débiles.

Por otro lado, intenta descubrir y hacer naturales una cantidad de palabras diarias. Con, aproximadamente 30 al día, podrás tener conocimiento casi completo en poco tiempo. Empieza por las más comunes, las de uso cotidiano y hazlas tuyas para que, con el tiempo, vayas aprendiendo las más difíciles.

Escucha y práctica. Si uno de los principales problemas pasaba por el poco uso que hacíamos del idioma, intenta destruir esa creencia. Pon series, películas y programas de televisión en el idioma nativo que estás aprendiendo, conoce gente de tu ciudad que te haga practicar, al menos, una o dos veces por semana, habla por tu cuenta y escucha mucho.

Otra técnica muy interesante para mejorar la pronunciación es ver una película con los subtítulos en inglés para observar cómo se pronuncia y luego repetir. También se puede hacer con un CD de audio en inglés o el idioma que sea y sus transcripciones.
Finalmente, no olvides elegir un idioma que realmente te interese. No elijas uno por descarte, porque la motivación supone eso, el no estar forzándote a aprender, sino que sea algo que estás deseando interiorizar y hacer tuyo.

Leave a comment

308
Call Now Button
×